Etiquetado obligatorio del país de origen en los productos lácteos y cárnicos

febrero 28, 2018

etiquetadora

Es una realidad. El Parlamento Europeo exige el etiquetado obligatorio del país de origen en los productos lácteos y cárnicos. Y de hecho, desde Bruselas se está estudiando la posibilidad en ampliar estas obligaciones a otros artículos alimentarios que estén formados por un solo ingrediente, o bien tengan uno que sea predominante. En la entrada de hoy vamos a hablar de las decisiones a las que ha llegado la Eurocámara, los nuevos requisitos de etiquetado y todo lo que debes tener en cuenta para estar al día con la normativa.

La decisión de la Eurocámara

La resolución salió adelante con un total de 422 votos a favor y 159 en contra, con 68 abstenciones. La intención de los europarlamentarios es que esta información mejore la transparencia y refuerce la confianza de los consumidores, que en todo momento sabrán a ciencia cierta el origen de lo que están comiendo.

De hecho, los eurodiputados han pedido que en el futuro también se incluyan obligatoriamente la procedencia de la carne de los alimentos procesados. Esto tiene especial interés desde que salieron a la luz escándalos relacionados con la calidad de la carne en hamburguesas, salchichas y otros productos similares, que para sorpresa de todos contenían trazas de carne de caballo y suponían a todas luces un fraude.

Según las estadísticas registradas, el 84% de los ciudadanos de la UE creen que es indispensable indicar el origen de la leche, un 88% opina lo mismo con respecto a la carne y un 90% demanda que esta información sobre el origen alcance a los alimentos industriales. La resolución de los parlamentarios ha remarcado este hecho, indicando además que la implantación del etiquetado obligatorio en estos sectores supondría un sobrecoste poco significativo. ¿Es esto cierto?

Las máquinas etiquetadoras

Las modernas máquinas etiquetadoras que puedes encontrar en el mercado son eficaces y muy rápidas, por lo que no van a retrasar los ritmos de tu cadena productiva. Por su parte, las impresoras de tinta destacan por realizar unos caracteres totalmente legibles y de alta calidad, con unos consumibles muy económicos respecto a otras opciones.

Además, pueden manejarse sin problemas y no requieren operarios cualificados. Teniendo en cuenta todo esto y los beneficios en materia de logística y distribución, la inversión es muy pequeña y nos permite gozar de una mejor posición con respecto a la competencia. Por lo tanto, adaptarse a las nuevas normativas de etiquetado que dicta la UE merece la pena a medio y largo plazo.

La trazabilidad en el sector pesquero

Otro de los compromisos adoptados por la Eurocámara tiene relación con los productos pesqueros, para los que se quiere adoptar un fuerte sistema de trazabilidad. Para que te hagas una idea, el seguimiento se llevaría a cabo desde el desembarco hasta la llegada al consumidor final. En palabras de los representantes, esto es algo que no solo aumentará la confianza de los europeos en lo que comen, sino que creará un mercado comunitario más sólido.