Lectores de códigos y almacenes industriales

marzo 28, 2018

Ventajas de los lectores ópticos en la producción

Los lectores de códigos de barras son un elemento habitual en los almacenes industriales, así como en los ámbitos del transporte y la logística. Son fiables, rápidos y muy cómodos de usar, lo que explica su difusión en los últimos tiempos. Sin embargo, conforme pasan los años es inevitable que estos equipos sufran desgaste y tengamos que plantearnos su renovación. En la entrada de hoy vamos a hablar de este tema y os mostraremos una serie de consejos para elegir la mejor opción para tu empresa.

Identificar la mercancía

Algunos sectores industriales tienen normativas más severas que otros, pero en general, es necesario contar con equipos para imprimir la información que exige la ley y lectores que puedan analizarla. Si queremos que nuestra línea de producción sea óptima, algo que a la larga nos repercutirá en un mayor beneficio y ahorro de tiempo, entonces debemos renovar periódicamente la tecnología de la que disponemos. De esta forma, también evitamos errores de facturación o identificación de un paquete, incrementando la confianza que los clientes e intermediarios tienen en nosotros.

Trazabilidad y almacén

La trazabilidad nos ayuda a gestionar mejor nuestros recursos y agilizar los procesos de fabricación. También nos permite hacer un seguimiento exhaustivo de la producción, por lo que podremos localizar de inmediato cualquier lote o artículo que sea defectuoso y retirarlo del mercado. Si tu empresa tiene relación con el sector de la alimentación, esto es algo indispensable para ahorrarnos problemas relacionados con la salud.

No obstante, en otros ámbitos industriales, los códigos de barras y lectores automáticos también son esenciales, ya que sirven para detectar los componentes que corresponden a una pieza en particular. De igual manera, agilizan el transporte y la logística, facilitando que los envíos lleguen más rápidos y sean más seguros, además de poder seguir su ubicación en cualquier momento.

Disponer de nuevos equipos de trazabilidad también incrementará el ritmo de la producción, ya que los modernos lectores de códigos de barras pueden identificar los paquetes en la misma cinta transportadora, haciendo que el proceso sea mucho más óptimo.

La mejor solución para leer códigos de barras

Pese a todo lo que hemos visto, algunas empresas siguen sin ver el auténtico potencial de los códigos de barras y los lectores ópticos. Solo imprimen o etiquetan la información en cada producto y se desentienden de lo demás. Los procesos de trazabilidad van más allá, ya que es necesario verificar todos los artículos que salen o entran en nuestro almacén, de forma que podamos descartar los que tengan un código ilegible o no incorporen los datos necesarios para garantizar su seguimiento.

En este sentido, los lectores de códigos de barras van a ahorrarnos un montón de problemas, lo que se traduce en tiempo y dinero perdido. Esta es una razón de peso para invertir en nuevos equipos de lectura, que incorporan la más moderna tecnología y además nos permiten amortizar el gasto a medio plazo.

La elección adecuada depende estrechamente del sector industrial en el que nos encontremos, así como las características específicas de tu negocio. Si tienes alguna duda sobre los lectores ópticos, ponte en contacto con nosotros y te aconsejaremos las mejores opciones que ofrece el mercado.