Planes de la trazabilidad industrial

En la actualidad, el principal reto de las empresas es mantener unas condiciones de competitividad que las destaque sobre el resto. Para ello, hay que tener en cuenta los condicionantes económicos y otros aspectos legales, que nos obligan a cumplir con una serie de estándares de calidad cada vez más exigentes. En este sentido, los nuevos mercados requieren que los productos contengan información sobre su origen, ingredientes, fecha de caducidad, posibles alergias y otros datos que son de especial interés para los consumidores.

En la entrada de hoy vamos a hablar de la trazabilidad industrial, es decir, de los planes que deben efectuarse para identificar y registrar cada artículo desde que se adquiere la materia prima, se transforma y llega a manos de sus destinatarios.

La nueva industria 4.0

Las empresas industriales que se dedican al montaje o actuaciones similares requieren de un sistema de trazabilidad que les permita identificar cualquier pieza en diferentes estados de su producción. Para conseguir este objetivo, es necesario responder a tres preguntas esenciales: “¿Qué hay que trazar? ¿Cuándo? ¿Dónde?”. En el primer caso, hay que registrar cada conjunto o piezas individuales, en el segundo, tener claro el momento en el que llevaremos a cabo esta acción, y, en el tercero, determinar la cadena de producción donde comenzará la trazabilidad del producto.

Codificación y marcaje en la industria 4.0

La industria 4.0 se caracteriza por su capacidad de informatizar y automatizar todos los elementos que forman parte de la producción. De esta forma, seremos capaces de controlar cualquier movimiento que realicen los artículos dentro del propio almacén o el momento que llega a los intermediarios o clientes finales.

Trazabilidad industrial

La trazabilidad industrial es uno de los avances más importantes que se han realizado durante los últimos años. No solo sirve para identificar un producto y conocer los movimientos o el trabajo que se ha efectuado sobre el mismo. También nos permite corregir cualquier problema que surja durante la producción, algo que provoca un menor número de errores y el aumento de la productividad. Además, podremos tener una visión mucho más global de nuestro negocio, saber lo que falla y lo que funciona, por lo que la trazabilidad industrial será tu mejor aliada a la hora de tomar decisiones a largo plazo en tu empresa.

Equipos de marcado para la trazabilidad industrial

Los nuevos equipos de marcado por láser, tinta o micropunto, así como los lectores ópticos que pueden verificar incluso los códigos que están parcialmente deteriorados, son indispensables para cumplir con los requisitos impuestos en la nueva industria 4.0. Gracias a ellos seremos capaces de identificar en tiempo real cualquier pieza y retirarla del mercado si tuviera algún fallo, o bien cambiar su destino si hemos cometido un error con el envío.

Se trata de máquinas resistentes que pueden instalarse en la misma línea de producción, rápidas y con recambios sumamente económicos. Son muy fáciles de manejar, por lo que cualquier operario con unas nociones básicas será capaz de efectuar las tareas principales, así como el mantenimiento básico. Y en el caso de los lectores, además son ligeros y de reducidas dimensiones, por lo que pueden moverse con absoluta libertad allá donde se requieran.